Los Silos de fibra de vidrio especial, son ligeros, herméticos y ofrecen una gran resistencia mecánica y un elevado aislamiento térmico. Son de larga duración porque no se corroen ni se oxidan; no necesitan mantenimiento y permiten controlar facilmente el nivel del contenido.